El poder de la Naturaleza: definiendo el Estandar Científico de Oro

 

La creciente presión de los consumidores en contra del uso de antibióticos promotores del crecimiento ha impulsado fuertemente el desarrollo de todo tipo de aditivos para alimentos balanceados, algunos con y otros sin modos de acción claramente demostrados. En la industria de los alimentos para animales está cada vez más aceptado el uso de aditivos alimenticios fitogénicos para mejorar la productividad de los animales. No obstante, ante el creciente número de aditivos alimenticios de origen vegetal disponibles en el mercado, se está haciendo cada vez más difícil diferenciar de manera fiable entre productos de mercadeo y aditivos efectivos en la optimización de la producción ganadera. Se necesita una distinción certera, y el registro en la UE como aditivo zootécnico para alimentos para animales está considerado en la industria el Estandar Científico de Oro.

 

Una entrevista con el fabricante de productos fitogénicos para alimentos balanceado , Delacon: su CEO Markus Dedl, el Dr. Jan Dirk van der Klis (Director de Productos e Innovación) y la Dra. Antje Holthausen (Patentes y Registro).

Delacon experts analyze raw material for zootechnical feed additives

© Delacon

 
 

La prohibición de antibióticos promotores de crecimiento, la descontinuación progresiva de antibióticos de importancia médica y la carne «libre de antibióticos» son temas de discusión en todo el mundo. ¿Cuál es el papel de los aditivos fitogénicos para alimentos balanceados?

 

Dr. Jan Dirk van der Klis: Aunque nunca se han aclarado en detalle los modos de acción de los antibióticos promotores de crecimiento, son bien conocidas sus ventajas en la promoción del crecimiento y la eficiencia alimenticia del ganado, aun cuando sus efectos disminuyen en el transcurso del tiempo. Irónicamente, los aditivos fitogénicos para alimentos balanceados sufren la suerte contraria: aunque sus distintos modos de acción están bien descritos, a menudo se ha cuestionado su impacto positivo en la productividad de los animales. No obstante, ese escepticismo inicial está disminuyendo a medida que un número cada vez mayor de estudios independientes muestran claramente el impacto beneficioso de los aditivos fitogénicos para alimentos balanceados en la producción ganadera. Se ven como una opción natural prometedora para ambos tipos de producción, tanto la convencional como la libre de antibióticos.

 
 

En el vídeo que acaba de lanzar su empresa, se habla de confiar en el poder de la naturaleza. Pero, ¿confianza no significa necesariamente efectos comprobados?

 

Markus Dedl: Desde el comienzo mismo de los aditivos fitogénicos para alimentos balanceados , hemos creído firmemente en nuestra misión: mejorar la eficiencia de la nutrición animal, la salud de los animales y la seguridad alimenticia mediante combinaciones nuevas de substancias naturales, minimizando al mismo tiempo el impacto medioambiental. Sin embargo, creer no es suficiente. Mediante una inversión continua del diez por ciento de nuestra facturación anual en investigación tanto fundamental como orientada al mercado y en desarrollo de productos altamente estandarizados con efectos medibles, hemos sustituido la creencia por conocimiento científico. Es ese conocimiento el que anima a nuestro equipo a confiar en el enorme potencial de la naturaleza, y a descubrir la naturaleza y ponerla en acción cada día.

 

Surge la pregunta de cómo distinguir de manera fiable entre «productos de mercadeo» y aditivos efectivos en la optimización de la producción animal. ¿Ustedes hablan del Estándar Científico de Oro?

 

Dr. Jan Dirk van der Klis: Para mucha gente los aditivos para alimentos balanceados de origen vegetal siguen siendo una especie de caja negra debido a su naturaleza. Es muy importante preguntar por investigación que respalde el producto, y entenderla, a fin de distinguir entre los «productos de mercadeo» y los verdaderos aditivos fitogénicos para alimentos balanceados con efectos demostrados. En particular, los aditivos fitogénicos para alimentos balanceados basados en compuestos botánicos y extractos de plantas, presentan modos de acción más amplios en comparación con las substancias químicas individuales idénticas a las naturales, algo que se debe a los efectos sinérgicos de todos los componentes activos de las plantas que utilizamos. Las oruebas científicas concluyentes realizadas en instalaciones de la empresa, con institutos independientes y clientes, son evidencia de nuestra competencia científica sobre los potentes efectos fisiológicos y la aplicación concreta de los compuestos botánicos. Ese conocimiento es crucial para evitar reducir el poder de la naturaleza.


No obstante, mantenerse al día de toda la diversidad de productos disponibles en los mercados y evaluarlos en términos científicos es casi imposible para los clientes. En lo que se refiere a los aditivos para alimentos balanceados, existe al menos una solución muy práctica para distinguir de manera fiable entre «productos de mercadeo» y aditivos seguros y efectivos: el registro oficial como «aditivo zootécnico» ofrece una prueba independiente a la empresa de la eficacia de un producto y es considerado el estándar científico de oro de la industria.

© Delacon

 
 

Aditivo zootécnico para alimentos balanceados, ¿qué significa ese término y cuál es la diferencia con otros grupos de aditivos para alimentos para animales?

Dra. Antje Holthausen: En la Unión Europea, todos los productos fitogénicos deben superar el proceso de autorización como aditivos para alimentos balanceados siempre que se hagan reclamos de su eficacia. Los requisitos relacionados a temas de seguridad son obligatorios para todos los aditivos, mientras que el ámbito de aplicación difiere tal como aparece reflejado en las distintas categorías de aditivos para alimentación animal. Según el art. 6, Reg. CE 1831/2003, un aditivo zootécnico se define como «cualquier aditivo utilizado para afectar favorablemente el comportamiento de los animales en buen estado de salud o utilizado para afectar favorablemente al medio ambiente».


A diferencia de la mayoría de los aditivos botánicos para alimentos, que se consideran aditivos sensoriales (sabores), Delacon ha decidido solicitar la inclusión de sus productos principales dentro de la categoría zootécnica, que abarca parámetros tanto de digestión como de productividad. El registro zootécnico se concede exclusivamente a productos con efectos beneficiosos significativos en la productividad de los animales y que garantize la efectividad de los productos al respecto.

 

¿Qué tienen de especial los «aditivos zootécnicos» y por qué es esta autorización de la Unión Europea tan importante para Delacon?

Markus Dedl: El proceso de registro independiente de aditivos zootécnicos para alimentos de la Unión Europea, que impone criterios extremadamente estrictos y confirma no solo la seguridad sino también la eficacia del producto certificado, está considerado el estándar científico de oro dentro de la industria. Conlleva una exhaustiva evaluación y valorización científica por parte de la máxima autoridad europea en materia de pruebas, la Autoridad Europea de Seguridad Alimenticia (la EFSA). Aunque en otras regiones se utilizan sistemas comparables para autorizar aditivos para alimentos, el proceso de registro de la UE es un estándar internacional reconocido en todo el mundo para respaldar la toma de decisiones de posibles clientes y asociados.


Nosotros hemos sido los pioneros, la primera empresa en todo el mundo en recibir por parte de la Unión Europea el registro dentro de la categoría zootécnica para un aditivo fitogénico para alimentos. El registro zootécnico de nuestros productos respalda nuestro slogan «Performing Nature» (La Naturaleza en acción) así como nuestra posición como pioneros y líderes mundiales en el sector de aditivos fitogénicos para alimentos balanceados fiables y confiables, de seguridad y eficacia científicamente comprobadas, los cuales son la opción natural para los desafíos que se enfrentan en materia de nutrición animal.

© Delacon

 
 

¿Qué tipo de trabajo previo se requiere para obtener tal autorización?

Dra. Antje Holthausen: Si decide solicitar una autorización de la UE, debe proporcionar suficiente información sobre el aditivo, de acuerdo con las normas establecidas en el Reglamento CE 1831/2003 y la orientación científica de las autoridades, en un expediente de solicitud. El expediente incluye la identidad del aditivo y una descripción de los métodos para analizar, su uso previsto, el proceso de fabricación y la estabilidad, así como su seguridad para los animales destinatarios, los consumidores, los trabajadores y el medio ambiente, así como la eficacia del aditivo. De hecho, ese trabajo previo de realizar los ensayos y análisis necesarios para la solicitud de aditivos zootécnicos para los alimentos para animales es una labor de años. Más allá de los requisitos de seguridad que son obligatorios para todos los aditivos para alimentos, aportamos una extensa cantidad de estudios y ensayos con animales significativos sobre parámetros de productividad, realizados utilizando distintos métodos y en distintos países europeos. En contraste con otros productos que han sido autorizados como «aditivos zootécnicos», los aditivos fitogénicos para alimentos para animales de Delacon son productos complejos de origen vegetal, que consisten en compuestos botánicos y extractos con cientos de compuestos individuales. Para la evaluación de la seguridad, la EFSA tuvo que examinar la composición detallada de cada ingrediente, los constituyentes de los aceites esenciales así como todas las hierbas, especias y otras plantas. La evaluación fue por tanto más complicada y llevó mucho tiempo en comparación con las demás solicitudes. Aun así, los datos significativos presentados confirman la eficacia de Biostrong® 510 y su específica combinación de cientos de componentes individuales.

 

 

 

© Delacon

 
 

¿Qué pasos incluye ese complejo proceso de autorización?

Dra. Antje Holthausen: Tras presentar el expediente de solicitud a la CE, hay que entregar muestras del aditivo para alimentos al Laboratorio Europeo de Referencia (el EURL). El EURL verificá los métodos analíticos para el seguimiento del aditivo en la cadena de alimentación animal. La CE da un mandato a la EFSA para evaluar la seguridad y la eficacia del aditivo y determinar si el aditivo cumple los requisitos de los aditivos zootécnicos para los alimentos. Un equipo de 21 científicos independientes evalúa si la seguridad y la eficacia del aditivo corresponden con las alegaciones y pide información complementaria, si se necesitasen más detalles para concluir la seguridad y la eficacia. EFSA publica entonces una opinión científica.
Su decisión tendrá en cuenta las evaluaciones realizadas por el EURL y la EFSA, pero también toma en consideración aspectos adicionales como las políticas mercantiles y los objetivos estratégicos de la UE, en particular los beneficios para la salud y el bienestar de los animales así como el bienestar de los consumidores de productos animales. La autorización es válida por un período de diez años, tras los cuales es obligatorio someterse a un procedimiento de renovación.

 
 

¿Cuáles de sus productos están considerados como «aditivos zootécnicos» registrados por la UE? ¿En qué categoría de aditivos para alimentos están registrados sus otros productos fitogénicos?

Dr. Jan Dirk van der Klis: Debido a que el proceso de registro lleva años y requiere una gran inversión, Delacon ha solicitado el registro zootécnico para sus productos principales: El producto de Delacon Fresta® F para cerdos fue autorizado como «aditivo zootécnico» en 2012, siendo el primer aditivo fitogénico para alimentos balanceados en recibir esa codiciada certificación de calidad. La opinión de la EFSA sobre Biostrong® 510 para aves fue publicada en julio de 2016, esperándose la autorización para 2017. Nuestros otros productos son premezclas, compuestas de extractos botánicos, los cuales están registrados como aditivos organolépticos.

Portrait of Dr. Jan Dirk Van der Klis

© Delacon

 
 

¿Cómo se benefician exactamente de ello las distintas partes implicadas, y para quién es relevante?

Markus Dedl: Finalmente, todos nos beneficiamos de la aprobación respaldada por datos científicos de los aditivos e ingredientes que entran en la cadena alimenticia. La producción de alimentos saludables es el objetivo último de la legislación alimenticia de la UE. Su aproximación horizontal implica a toda la cadena alimenticia, incluidos los aditivos para alimentos para animales empleados en la explotación ganadera. Existen otras aproximaciones similares a escala mundial.

 

El proceso de registro oficial con sus categorías no solo permite distinguir entre productos diferentes, sino que también aporta evidencia del poder de la naturaleza y los efectos sinérgicos que se dan en las sofisticadas formulaciones de los productos fitogénicos. Para los fabricantes de alimentos para animales, ganaderos y agricultores, posiblemente el factor más importante sea la eficacia, mientras que la seguridad alimenticia, la calidad y el bienestar de los animales serán probablemente los factores más relevantes para los consumidores. Especialmente el aspecto «natural» (es decir, no químico) proporciona un valor extra para los consumidores, en un momento en el que el público busca soluciones naturales.

© Delacon

 
 
Este sitio web utiliza cookies. Las cookies se utilizan para la orientación del usuario y el análisis de las redes; con esto ayudan a que esta página de internet sea más fácil de usar.
Acepte
Si desea objetar esto, desactívelos bajo Aviso legal & Directiva de protección de datos.
X