Aditivos fitogénicos

En Primer Plano

 
  • Fitogénicos en la nutrición animal
Delacon, 31.01.2017
Aditivos fitogénicos para alimentos balanceados situados en primer plano

Los aditivos a base de substancias vegetales para alimentos balanceados han demostrado ser seguros y eficaces a la hora de potenciar la producción animal y satisfacer las necesidades de los consumidores.


Atlanta, 31 de enero de 2017. Además de la creciente necesidad de proteína animalde alta calidad y altos costos de alimentos para animales, han surgido nuevos retos a afrontar de las preocupaciones de los consumidores por el bienestar de los animales y el uso de los antibióticos. Las soluciones fiables tienen generalmente muchos matices y como todo no son soluciones milagrosas. Dada su gran variedad de modos de acción, los aditivos fitogénicos para alimentos balanceados han sido comprobados y se consideran la opción natural que permite a los sistemas de producción satisfacer las necesidades de los consumidores.


La prohibición de los antibióticos promotores de crecimiento en la Unión Europea en 2006 comenzó a cambiar la manera de pensar a nivel mundial. Mientras en EE.UU. dejará de permitirse desde 2017 el uso sub terapéutico de importantes antibióticos de uso médico para potenciar el ritmo de crecimiento, la situación está cambiando a gran velocidad. No es de extrañar que las soluciones naturales como los aditivos fitogénicos para alimentos balanceados vayan situándose cada vez más en primer plano, mientras que se está abandonando el uso de los antibióticos promotores de crecimiento debido a los cambios legislativos y a la influencia de los consumidores por motivos de salud.


Aparte del tema de la salud, los sistemas de producción que toman en cuenta el bienestar de los animales, como la producción con animales no enjaulados o en libertad dentro de granjas y la producción biológica se consideran sectores con un potencial de crecimiento a nivel mundial. Respecto a los sistemas de alojamiento no enjaulado para animales, actualmente Europa es líder en el mercado, con un 44 % de los sistemas de alojamiento de este tipo, mientras que, por ejemplo, China representa un 10 %, EE.UU. un 10 %, Canadá un 8 % y América Latina tan solo acaba de empezar. En varios países observamos una presión por parte de los consumidores hacia los gobiernos para que se prohíban las jaulas (por ej. en India). Examinando detenidamente las tendencias en EE.UU. respecto al uso de huevos de gallinas no enjauladas, resulta cada vez más evidente el poder de la industria alimenticia: en 2015, McDonald's anunció que usaría únicamente huevos de gallinas criadas libremente no enjauladas en EE.UU. y Canadá para el año 2025. Hasta la fecha, se han sumado a esta iniciativa casi 200 empresas, todas las principales cadenas de comida rápida, muchas de las marcas de comida más populares de EE.UU. y todas las principales cadenas de supermercados del país. Se espera una conversión de la mitad de la industria estadounidense de los huevos de aquí a 2025. Este movimiento está animando a otras empresas, como la franquicia latinoamericana de McDonald's Arcos Dorados. No obstante, para los productores esto conlleva una serie de desafíos, por ejemplo: disbiosis, residuos húmedos, pododermatitis y huevos sucios, que podemos resolver, por ejemplo, mediante el uso de aditivos fitogénicos para alimentos balanceados.


La demanda de los consumidores también está creciendo en relación con los productos biológicos, tal como lo ilustra el importante crecimiento de este mercado en EE.UU. (en 2015, un 13 %), que es el mayor en productos biológicos del mundo. Las tres materias primas principales que fueron objeto de ventas de productos biológicos certificados en EE.UU. fueron la leche (1.200 millones $, aumento del 8.4 %), los huevos (732 millones $, aumento del 74.5 %) y los pollos de engorde (420 millones $, aumento del 13.1 %). Y aún se espera un crecimiento exponencial.

 

A escala mundial, los mercados evolucionan a gran velocidad, impulsados por los consumidores y por la cadena alimenticia. La industria ganadera necesita hacer frente a los diversos desafíos que han surgido recientemente en la etapa entre la granja al plato del consumidor con el fin de lograr un equilibrio entre la oferta y la demanda. «Nuestro deber es ayudar a los consumidores desarrollando y ofreciendo soluciones que se adecuen a las necesidades de los productores, los animales, los consumidores y el medio ambiente», explica Markus Dedl, Director General de Delacon, el fabricante de aditivos fitogénicos para alimentos balanceados.


Descubriendo el poder de la naturaleza
A lo largo de la historia, se han usado hierbas, especies, otras plantas y sus extractos, como los aceites esenciales, para aplicaciones para la salud humana y la de los animales. Actualmente, se seleccionan potentes compuestos botánicos y extractos vegetales por sus modos de acción capaces de enfrentar los desafíos de la nutrición animal. El término «aditivos fitogénicos para alimentos balanceados » fue acuñado hace casi tres décadas por el padre de Markus Dedl, el fundador de Delacon, quien reconoció en aquel entonces el potencial de las plantas para enfrentar los desafíos de la ganadería.


Naturalmente, los aditivos fitogénicos para alimentos balanceados no se componen únicamente de aceites esenciales de cítricos: los aditivos fitogénicos de Delacon contienen más de 100 ingredientes naturales que forman parte de numerosos grupos de principios activos tales como los aceites esenciales, las sustancias amargas, las sustancias picantes, las saponinas, los flavonoides, los mucílagos y los taninos. «En Delacon, hemos adquirido conocimientos científicos sobre los efectos fisiológicos de gran alcance y la aplicación específica de compuestos botánicos. Es fundamental no limitar el poder de la naturaleza. Sin embargo, la ciencia sólo está empezando a entender completamente a los fitogénicos, particularmente el sinergismo potencial entre los numerosos componentes activos de plantas», explica el Dr. Jan Dirk van der Klis, Director de Productos e Innovación de Delacon. «Concretamente, los aditivos fitogénicos para alimentos balanceados que emplean compuestos botánicos y extractos vegetales muestran modos de acción más amplios en comparación con las substancias químicas a base de un solo ingrediente en un estado idéntico al natural. Esto se debe a los efectos sinérgicos de todos los agentes que contienen las plantas que usamos».


«Desde nuestros inicios en los años 80, nos hemos dedicado a descubrir la complejidad de los ingredientes botánicos y sus efectos sinérgicos como nadie más, con el fin de seleccionar y formular cuidadosamente los principios activos que diesen los mejores resultados. Creemos firmemente en el poder de la naturaleza», afirma Markus Dedl. «Para resolver retos específicos, no basta con tener fe. Comprobando los efectos de los aditivos fitogénicos para alimentos balanceados en numerosas pruebas alrededor del mundo, hemos reemplazado las meras creencias con conocimientos científicos.» Delacon ha prestado su apoyo a socios de todo el mundo en la fase de transición hacia sistemas libres de antibióticos y de críanza de animales fuera de jaulas. Dedl comenta: «Haciendo frente a estos y otros retos, hemos capturado cuotas de mercado de hasta un 70 % en Europa. En EE.UU., por ejemplo, uno de cada cinco lechones es alimentado con aditivos fitogénicos de Delacon.»


En primer plano en cuanto a seguridad alimenticia, sostenibilidad y rentabilidad
Los aditivos fitogénicos para alimentos balanceados son seguros para los consumidores, tal como lo han comprobado las autoridades. Esto significa que los consumidores pueden confiar en la cadena que se extiende desde la alimentación de los animales hasta la humana. Además, estos aditivos permiten mejorar la calidad de la carne. El uso de aditivos fitogénicos para alimentos balanceados ayuda a los productores ganaderos a actuar atendiendo los intereses tanto económicos como de sostenibilidad: su objetivo es ofrecer un rendimiento optimizado fomentando el aprovechamiento de los nutrientes, así como la salud e integridad intestinal. Los análisis del ciclo de vida de los aditivos fitogénicos para alimentos balanceados de Delacon han demostrado que, a la vez que contribuyen a la salud y bienestar de los animales y ofrecen una rentabilidad de la inversión de hasta 5:1, estos aditivos también minimizan la huella de carbono en un 5 %. Igualmente, se ha demostrado que reducen las emisiones de amoniaco hasta un 50 % y las de metano hasta un 20 % en comparación con las raciones sin aditivos fitogénicos. Todos estos beneficios tienen una resonancia positiva entre la mayoría del público.

 

Dedl señala que: «Los avances globales no solo representan desafíos, sino también oportunidades. Ha llegado el momento de confiar en el poder de la naturaleza y de trabajar con aditivos fitogénicos para alimentos balanceados ya comprobados que satisfagan las necesidades de los consumidores. Para nuestros clientes, queremos ser no solo el mejor socio, sino también el socio indicado en el momento indicado.»

 
Este sitio web utiliza cookies. Las cookies se utilizan para la orientación del usuario y el análisis de las redes; con esto ayudan a que esta página de internet sea más fácil de usar.
Acepte
Si desea objetar esto, desactívelos bajo Aviso legal & Directiva de protección de datos.
X